Diez años pasan rápido,

Nada cambia y poco sucede.

La vida sigue, todo fluye.

Las calles, los coches y la gente.

Es solo un ágil soplido de aire,

Que apenas te mueve un pelo.

Misma platica, mismos lugares.

Misma gente, mismos cuentos.

Duele lo mismo, nada ha cambiado.
Mas fue a ti a quien ni vi,

Y rogué por un profundo cambio.

Que acortara esta brecha y

Nos uniera otros diez años.